Viviendas eficientes energéticamente o casas pasivas

Una tendencia que se está consolidando actualmente debido a sus ventajas en consumo a largo plazo y optimización de los recursos naturales es la construcción de viviendas eficientes energéticamente o casas pasivas.

En este tipo de casas o construcciones se implementa técnicas de la arquitectura bioclimática. Este concepto constructivo tiene en cuenta las condiciones climáticas, y mejora el uso de los recursos disponibles (sol, vegetación, lluvia, vientos) para disminuir el impacto ambiental, y además reducir el consumo de energía.

¿Merece la pena la construcción de una casa pasiva?

Aunque la casa pasiva o bioclimática no tiene por qué resultar más cara que una convencional, se demuestra que en climas templados efectivamente se puede llegar a encarecer entre un 5 y un 15%. Este desembolso extra inicial se recuperará a medio o largo plazo, pero además  existe un claro beneficio hacía el medio ambiente y su sostenibilidad.

Su implementación no consiste en la instalación de sistemas de climatización, sino que utiliza elementos de la arquitectura tradicional para optimizar el consumo energético y obtener un hábitat confortable de forma natural.

La arquitectura bioclimática optimiza las condiciones del terreno, el recorrido del Sol, las corrientes de aire, etc., implementando estos aspectos a la distribución de los espacios, la apertura y orientación de las ventanas, etc., con el fin de conseguir la mayor eficiencia energética.

El diseño bioclimático está fundamentado en el análisis climático del sitio de estudio, para esto es necesario procesar los principales datos climatológicos (temperatura, humedad, precipitación pluvial, viento, radiación, entre otros) utilizando gráficas, mapas, o proyecciones típicas de la geometría solar. Estos estudios iniciales son los que repercuten en el precio del proyecto.

¿Es la casa pasiva un método constructivo que necesitamos?

Como conclusión está técnica arquitectónica se estima resultará un estándar en la construcción en un futuro a medio plazo, siendo ya en comunidades más avanzadas bioclimáticamente como las nórdicas un elemento habitual diferenciador en viviendas de calidad. El Estudio de arquitectura LinkeHOME de Valencia y su equipo de arquitectos dispone de los conocimientos necesarios y experiencia demostrada para poder hacer frente a cualquier proyecto de casa pasiva, asegurando un presupuesto cerrado y fiabilidad en los resultados bioclimáticos.

Si aún necesitas más información al respecto o sobre cualquier otro aspecto de vuestro proyecto de vivienda, no dudes en contactar, sin compromiso.