Ventajas de los sistemas de ventilación con recuperación de calor

La renovación del aire interior de la vivienda es imprescindible para una óptima calidad de vida de sus ocupantes, y obligado en la normativa vigente. Hoy en día es posible evitar la pérdida de energía en el aire de renovación, mediante un sistema de recuperación de calor de alta eficiencia que aumenta el grado de confort y consigue un ahorro económico.

Planificación de eficiencia energética desde el inicio del proyecto

Gracias a un correcta planificación en los sistemas de ventilación conseguiremos aprovechar al máximo los potenciales de ahorro de energía y reducir al mínimo los costes.

Debemos de elaborar previamente un proyecto de ventilación: conociendo así si es preciso realizar medidas técnicas de ventilación en el edificio nuevo o rehabilitado y, en caso afirmativo, cuales son las opciones que se tendrán que tener en cuenta.

Arquitectura para una vivienda eficiente de bajo consumo

En una casa eficiente, la demanda de calor queda fuertemente reducida desde el principio gracias a su construcción y su buen aislamiento. Lo mismo ocurre en el caso de rehabilitaciones y modernizaciones donde se cambian las ventanas y se aplica un aislamiento adicional.

La ventilación tiene una gran importancia en la construcción y en la rehabilitación de edificios antiguos: la construcción de envolventes cada vez más herméticas provocan que el efecto de la humedad prácticamente no se pueda evacuar de manera natural; además, con el cambio de aire por filtraciones restante ya no es posible garantizar una alta calidad del aire.

Únicamente los sistemas de ventilación de viviendas aseguran una renovación de aire correcta. Al mismo tiempo mejoran el consumo energético y la factura en calefacción a través de la reducción adicional de las pérdidas de calor por aireación.

Sistema de ventilación centralizado con recuperador de calor

Los equipos centrales de entrada y salida de aire funcionan únicamente en combinación con un sistema de distribución de aire: mientras un ventilador introduce el aire exterior al interior del edificio, otro ventilador aspira el aire de salida caliente de las habitaciones.

A través del intercambiador de calor se asegura que el calor del aire saliente se transmite al aire exterior entrante. De esta manera se recupera hasta el 90% del calor y se utiliza para calentar el aire exterior. Como resultado, se ahorrará hasta el 50% de la energía de calefacción.

LinkeHOME Valencia, proyectos de arquitectura eficiente

El estudio de arquitectos LinkeHOME Valencia aplica habitualmente procesos constructivos avanzados como los sistemas de ventilación con recuperación de calor así como la utilización de arquitectura eficiente en todos sus proyectos de arquitectura. LinkeHOME propone una arquitectura que se adapta a los planteamientos de entornos humanos más sostenibles donde la energía resulta de gran importancia y no sólo pasa por el aprovechamiento de las energías naturales o renovables sino también por la buena integración de éstas en las viviendas.

Si aún necesitas más información al respecto o sobre cualquier otro aspecto de vuestro proyecto de vivienda, no dudes en contactar, sin compromiso.